Etiquetas

MANDALA

MANDALA

Vistas de página en total

LOGO

LOGO

JD

JD

TRANSLATE

TRANSLATE

Translate

miércoles, 23 de septiembre de 2015

REBELDE SIN CAUSA RELACIÓN CON JUDY Y SU AMIGA NATALIE WOOD


"Con él siempre tenemos su edad o, mejor dicho, la edad de su muerte. Experimento el sentimiento tanto feliz como infeliz de que siempre tendré veinticuatro años. Su recuerdo es un destello de diamante que llevamos al corazón como una joya de la amistad, el amor, la familia".
Nathalie WOOD, entrevistada en el rodaje de "West Side Story" (1961).









UNO DE SUS MAYOR AFECTOS ENTRE SUS COMPAÑEROS ACTORES FUE NATALIE WOOD, QUIEN CONTÓ LA APREHENSIÓN QUE TENÍA ANTES DEL PRIMER ENCUENTRO CON JIMMY EN OCASIÓN DE FILMAR EL TELEFILM "I AM A FOOL", POR LA FAMA DE CONFLICTIVO QUE YA LO PRECEDÍA. DESDE ESE INSTANTE FORJÓ UNA GRAN AMISTAD CON ÉL Y EN UN BRILLANTE APOTEGMA DIJO:

"Todos nosotros fuimos tocados por Jimmy, y él fue tocado por la grandeza " (NATALIE WOOD)

"CON LA DESAPARICIÓN DE JIMMY SE PERDIÓ UN GRAN TALENTO PERO LO QUE ES MÁS IMPORTANTE, LA JUVENTUD DEL MUNDO PERDIÓ  CON ÉL A UN GRAN AMIGO" (NATALIE WOOD)








"CREO QUE LO PRINCIPAL QUE TRANSMITÍA ERA SU NECESIDAD, SU NECESIDAD EMOCIONAL. Y CREO QUE NO ERA UN REBELDE REALMENTE, EN CUANDO A QUE NO RECHAZABA A LOS PADRES.  NO DECÍA: "DEJADME EN PAZ, NO QUIERO NADA CON VOSOTROS, VOY A HACER MI PROPIA VIDA".  
EN REALIDAD DECÍA: "ESCUCHADME. OÍDME. QUEREDME.
EN REBELDE SIN CAUSA, ESTABA TRATANDO DE CONVERTIR A LOS PADRES EN GENTE QUE ÉL PUDIERA QUERER, QUE PUDIERA AYUDARLO.
ME PARECE QUE LOS CHICOS DE HOY DICEN: "SE ACABÓ, ME TOMO ALGO Y PASO DE TODO"
CREO QUE JIMMY INTENTABA CAMBIAR DE UN MODO MUY ACTIVO. LE DECÍA A SU PADRE "LEVANTATE".  (NATALIE WOOD)






"LO QUE MÁS ME IMPRESIONA DE JIMMY MIRANDO HACIA ATRÁS, ENTONCES PARECÍA QUE ERA UN GRAN INCONFORMISTA, UN EXCÉNTRICO Y TODO ESO PERO ERA SÓLO UN EXCÉNTRICO. HOY NO SERÍA UN EXCÉNTRICO PARA NADA.
NO SE PONDRÍA CORBATAS, NI TRAJES.NO IRÍA A REUNIONES SOCIALES. NO SEGUIRÍA LAS PAUTAS DE HOLLYWOOD. 
NO HARÍA LO QUE LOS ESTUDIOS ESPERASEN QUE HICIERA. PERO HOY HAY MUCHOS ACTORES QUE NO HACEN ESAS COSAS. 
LA MAYORÍA DE LA GENTE JOVEN NO SE ARREGLA Y TODO ESO. PERO NO ESTABA METIDO EN DROGAS NI EN NADA ESPELUZNANTE O EXTRAÑO. 
CREO QUE ERA UN JOVEN MUY SANO. MUY TACITURNO Y POÉTICO. PERO NADA DESCONTROLADO O DROGADO NI NADA DE ESO". (NATALIE WOOD)








TANTO CON NATALIE WOOD COMO CON EL GRUPO DE COMPAÑEROS DE REBELDE SIN CAUSA TUVO UNA EXCELENTE RELACIÓN ASÍ COMO CON EL DIRECTOR NICHOLAS RAY NO FUE IGUAL CON ELIA KAZAN DIRECTOR DE AL ESTE DEL EDÉN NI MUCHO MENOS CON GEORGE STEVENS DIRECTOR DE GIGANTE.

A NATALIE YA LA CONOCÍA DEL TRABAJO PARA TELEVISIÓN QUE COMPARTIERON  "I AM A FOOL" 
CUANDO SE CONOCIERON NATALIE YA VENÍA TRABAJANDO DESDE NIÑA Y JIMMY RECIÉN COMENZABA POR ESO NO ES RARO QUE LE HAY AUTOGRAFIADO ESTE RETRATO A PEDIDO SUYO

















MÁS ALLÁ DE LAS FOTOS PUBLICITARIAS TUVIERON UNA GRAN COMPLICIDAD DENTRO Y FUERA DE LAS ESCENAS

 







"Durante el rodaje nació entre nosotros una complicidad real, Jimmy se revelaba un ser generoso y atento, una vez que te habías ganado su confianza. Por supuesto que podía mostrarse hosco y a veces incluso brutal, pero le aseguro que aquel mal humor sólo era una manifestación de su timidez. También tengo que admitir que bebía mucho y dormía muy poco, lo que afectaba su equilibrio. Pero yo nunca tuve quejas de su comportamiento. Era muy amable conmigo"

Philippe Besson Vive deprisa. Alianza Literaria. 2015





“Jimmy no era consciente de ser un símbolo cultural, pero él era muy consciente del hecho de que era una estrella, de que no podía escaparse de atraer las miradas. Luego, me acuerdo cuando hicimos el programa de televisión antes de filmar Rebelde, que al menos, podíamos ir a comer en su motocicleta a un establecimiento de hamburguesas cercano y entonces él estaba realmente fascinado con las historias que se escribían sobre él en las revistas de cine o su historia de amor con Pier Angeli. Sabía que no podía confiar en nadie (NATALIE WOOD) 









"Creo que estaba tratando de averiguar por qué lo veían de una u otra manera o cómo estaba siendo visto por los demás.

Fue muy protector conmigo. Me encantó el rol de Judy y sentí gran identificación y conexión.

En la escena de amor, sé que ambos nos sentimos muy avergonzados. Yo sólo era un adolescente y nunca había interpretado una escena de amor antes. De modo que, para mí, que era la primera vez, era bastante embarazoso” (NATALIE WOOD)





"Yo estaba impresionada con la actuación de Jimmy. Era, literalmente, su personaje. Por más que su violencia formase parte de la actuación, adiviné que la llevaba consigo como quien transporta una maleta y nos la planta en nuestras narices sin previo aviso, y allá nos la compusiésemos, era desconcertante, inquietante. Su vulnerabilidad tampoco era fingida. En las escenas en las que tenía que abandonarse, nos dábamos cuenta de que echaba mano de algo personal, de una verdad íntima. Era conmovedor.
¿Si tuviera que definirlo en una frase? me limitaría a decir que era un ser único. E inalcalzable. Si te cruzabas en su camino tan pronto como te aferrabas a él, se íba"

Philippe Besson Vive deprisa. "Natalie Wood".Alianza Literaria. 2015
























































VIDEOCLIP JAMES DEAN & NATALIE WOOD



The Unabridged James Dean (Randall Riese)
James Dean integral. Su vida y legado de la A a la Z 

NATALIE WOOD "El productor, Mort Abrahams, le dijo que se sentara conmigo ya que éramos los jóvenes amantes de la pieza. Pero él solo gruñó • y habíamos llegado a la mitad de la lectura antes de que viniera y se sentara a mi lado. introspectivo durante la lectura y muy indirecto en su manera de hablar con la gente. Recuerdo que cuando fui a almorzar noté que me seguía silenciosamente. Almorzamos juntos todos los días mientras estábamos trabajando. Siempre tenía una radio con él y tocaba música clásica música." Natalie Wood, James Dean: una biografía de John Howlett Natalie Wood conoció a James Dean en el set de East of Eden. La primera vez que trabajaron juntos fue en "I'm a Fool", un episodio de noviembre de 1954 del programa de televisión de CBS "General Electric Theatre". Casi 20 años después, Natalie recordó en Los Angeles Times: "Recuerdo como si fuera esta mañana la primera vez que lo conocí. Llegó en una motocicleta con un par de jeans sujetos por un imperdible. No vino a través de la puerta, sino más bien a través de una ventana del desván. Pensé que era totalmente extraño ... hasta que comencé a trabajar con él ". En el momento en que hizo la prueba de Rebelde sin causa, Natalie Wood, de 17 años, fue percibida por muchos como una ex actriz infantil cuya carrera estaba sustancialmente detrás de ella, no frente a ella. Sus posibilidades de obtener el papel eran, en el mejor de los casos, escasas. Tanto Debbie Reynolds como Margaret O'Brien también estaban listas para el papel, y en ese momento ambas eran nombres más importantes que Natalie Wood. Incluso a los 17, Natalie era lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que Rebelde sin causa era su pasaje al estrellato adulto. Ella no solo hizo una audición para el papel;

ella hizo campaña por ello. Como le confió a Hedda Hopper: "Quería este film más que nada. Estuve en la oficina de Nick Ray todos los días durante un mes esperando a ver qué pasaría después de mi prueba". También supuestamente estaba en la cama del director Nick Ray. Según varias fuentes, los dos tuvieron algo así como una aventura antes del inicio de Rebel, y Ray se convirtió en el campeón de Natalie en el estudio. Mientras que los ejecutivos de Warner Brothers querían a Debbie Reynolds en el papel, Ray pidió categóricamente a Wood. Todavía el 1 de marzo de 1955, Ray seguía defendiendo su caso. En un memorando que envió a la oficina principal del estudio, Ray profetizó que el estudio podría desarrollar una estrella propia con Natalie Wood. En ese momento, Ray también se ofreció como voluntario para trabajar de cerca con ella en la voz, el vestuario y el cabello. Cuando vio la prueba de pantalla de Natalie Wood, Jack Warner se quejó de que necesitaba un entrenador vocal. Posteriormente, Ray contrató los servicios de la logopeda Nina Moise. Warner finalmente aceptó, y Natalie Wood fue elegida para la película. Nick Ray no fue el único en el set de Rebel que pensó bien en Natalie Wood. Prácticamente todo el mundo la adoraba. Beverly Long recordó recientemente: "Ella era tan dulce. Le tenía mucho cariño a Natalie. Era simplemente una chica estupenda, una persona realmente estupenda. Nos conocimos bastante bien". Y al menos un miembro del elenco, Dennis Hopper, se enamoró de ella. Pero fue de James Dean de quien se enamoró, a pesar de que generalmente él la miraba con poco más que afecto fraternal. Según Sal Mineo, quien también se enamoró de Dean, "Él era de todo lo que podía hablar. Todas las noches, durante semanas seguidas, iba a ver East of Eden; debió haberlo visto más de cincuenta veces. Incluso enseñó que toque el tema musical de la imagen en el piano ". Hedda Hopper estuvo de acuerdo: "Natalie Wood, quien envejeció maravillosamente desde una estrella infantil hasta los dieciocho años, se enamoró duramente de su coprotagonista, James Dean". Natalie adulaba abiertamente en presencia de Dean. Más tarde comentó que constantemente se encontraba esperando envejecer para que los dos pudieran comenzar a salir. En realidad, los dos salieron, casualmente, generalmente después de un largo día de rodaje y generalmente en el Hamburger Hamlet en Sunset. Aún así, Wood, como muchos otros coprotagonistas de Dean, estaba nervioso por su canto a la pluma para robar escenas y su temperamento salvajemente fluctuante. Dick Davalos, quien había trabajado con Dean anteriormente en East of Eden, recordó: "Recuerdo que Natalie Wood venía a verme. Éramos muy unidos en ese momento, y ella no estaba contenta con la forma en que Jimmy hacía este tipo de ... atención entrar [en una escena], digámoslo de esa manera. Y yo la aconsejaría, habiendo pasado por eso yo mismo. Además, como era característico de él, Dean ocasionalmente trataba a su joven coprotagonista como si ella no existiera. otras veces jugaba con sus emociones, probando los límites y los límites de su afecto por él. Natalie reprendió suavemente a Dean en público. "Jimmy", dijo en un confuso estado de protesta y racionalización, "es un actor muy introspectivo. Vive su parte con tal entusiasmo que a veces se desborda y parece herir los sentimientos de otras personas. El no quiere hacer estosin embargo ". Por lo general, sin embargo, Natalie Wood, como la mayoría de los actores del elenco, estaba encantada de trabajar con Dean, a quien en ese momento se anunciaba como el nuevo genio de Hollywood:" Es simplemente palpitante. Jimmy genera electricidad teatral. Cualquiera que juegue con él no puede evitar sentir su ritmo y empuje. Incluso si Jimmy no tiene una línea para hablar, siento que me está hablando a mí. Lo puedo decir por la forma en que se ve, el movimiento de sus manos, el leve movimiento de sus músculos faciales. Nunca me había sentido tan emocionada con un actor como con Jimmy ". Cuando estaba filmando Rebel Without a Cause, Natalie Wood estaba en el último año de la preparatoria Van Nuys. escuela y mi popularidad se ha disparado un mil por ciento desde que los niños leyeron que trabajaría con él ". Casi inmediatamente después de que Rebel terminara el rodaje en junio de 1955, Natalie se graduó de la escuela secundaria. Marcó la ocasión comprándose un nuevo convertible rojo . También hizo construir una piscina en el patio trasero de la casa de sus padres. Entre los primeros en usar la piscina estaban Nick Adams, Sal Mineo y James Dean. Tenía motivos para celebrar. La primera noticia sobre Rebelde sin causa fue que Natalie Wood iba a ser una de las pocas actrices en hacer una transición exitosa de actriz infantil a estrella adulta. Como dijo Natalie, "¡En Rebel me pongo un peinado completamente nuevo! No más coletas, no más calcetines, no más partes agradables de niña de al lado ". James Dean, en su evaluación de su coprotagonista, fue más reflexivo:" Fue genial trabajar con ella ", ofreció. . "Tiene energía, vitalidad y todos los atributos de una intérprete poderosa. Espero poder trabajar con ella en un futuro cercano ". Sin embargo, Dean murió en un futuro cercano. La noche de su muerte, Natalie Wood estaba en Nueva York, cenando con Sal Mineo, Nick Adams y Dick Davalos. Como recordaba Natalie años después: "Estábamos hablando del estilo de vida de Jimmy y Nick aventuró la opinión de que Jimmy no viviría hasta los treinta. Nos burlamos de la idea. Más tarde, cuando terminamos de comer, Nick y Sal me acompañaron hasta mi hotel. Yo todavía era menor de edad entonces con un acompañante del estudio, y fue ella quien escuchó la noticia. Ella les dijo a Nick y Sal y les pidió que no me dijeran nada porque tuve una llamada temprano al día siguiente y ella quería que durmiera. A la mañana siguiente, el acompañante tuvo que decírmelo porque en el vestíbulo los periódicos lo tenían en todos los titulares ".
Para su posterior y exitosa carrera, Natalie Wood tenía una gran deuda de gratitud con Nick Ray y James Dean. Ray hizo todo lo posible para que Warner Brothers se la llevara. En cuanto a Dean, fue después de su muerte y con el lanzamiento de Rebelde sin causa que Natalie obtuvo muchos seguidores. Los adolescentes que idolatraban a Dean querían salir con ella; las adolescentes querían ser ella para poder haber salido con Dean. Natalie Wood se convirtió en una estrella, en gran parte debido a su asociación con James Dean. A pesar de que Dean la eclipsó por completo en Rebelde sin causa, Natalie Wood mostró una presencia notable en la película.
Por su actuación fue nominada al Oscar a la Mejor Actriz de Reparto. También fue nombrada por haber otorgado una de las mejores interpretaciones de actrices juveniles de The Film Daily y recibió el premio de la Asociación Nacional de Propietarios de Teatro como la Estrella del Mañana. Nata Natasha Gurdin en 1938, Natalie Wood hizo su debut cinematográfico en 1943 con Happy Land. Sus créditos cinematográficos posteriores incluyen Tomorrow Is Forever (1946), The Bride Wore Boots (1946), Miracle on 34th Street (por la que fue elegida como "la estrella juvenil más talentosa del año" por la revista Parents, 1947), Driftwood ( 1947), Scudda Hoo! Scudda Hay! (1948), Sin canciones tristes para mí (1950), El velo azul (1951), La estrella (1952), El cáliz de plata (1954), Llorar en la noche (1956), Los buscadores (1956), Marjorie Morningstar ( 1958), Kings Go Forth (1958), Cash McCall (1960), Splendor in the Grass (nominada al Oscar a la mejor actriz, 1961), West Side Story (1961), Gypsy (1962), Love with the Proper Stranger (Oscar a la mejor actriz) nominación, 1963), Sexo y la chica soltera (1964), La gran carrera (1965), Dentro de Daisy Clover (1966), Esta propiedad está condenada (1966), Penelope (1966), Bob & Carol & Ted & Alice (1969) ), Pepper (1974), Meteor (1979), La última pareja casada en América (1980) y Brainstorm (1983). En televisión, Natalie Wood apareció en la serie "El orgullo de la familia" (1953-1954) y en los telefilmes "The Affair" (con su marido, Robert Wagner, 1973), "Cat on a Hot Tin Roof" (1979) y "De aquí a la eternidad" (1979). El 19 de noviembre de 1981, Natalie Wood se ahogó en un accidente de navegación frente a la isla Catalina. Las circunstancias que rodearon su muerte han estado envueltas en controversia desde entonces. Fue la tercera de las tres estrellas de Rebelde sin causa en morir de una muerte misteriosa y prematura. 




James Dean a Natalie Wood antes de filmar su escena de amor rebelde: "Te ves verde. Y sabes cómo las fotografías verdes en color". Después de Rebel, Wood estaba lista para el papel de Lacey Lynnton, la hermana del personaje de Elizabeth Taylor en Gigante.





"Cuando Dean actúa, realmente echa todo de vista ... Tenía moretones en los brazos para demostrarlo". Natalie Wood



NOTA DEL TESTIMONIO DE NATALIE WOOD SOBRE JAMES DEAN PUBLICADA EN Photoplay-1955-11-Vol-48-No-5.






TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL

"NO HAS ESCUCHADO NI LA MITAD SOBRE JIMMY DEAN" POR NATALIE WOOD

James Dean y yo nos sentamos en su lujoso Porsche blanco. tomando una Coca-Cola en Hamburger Hamlet en Sunset Strip. Acabábamos de terminar un día largo y duro en el plató de "Rebelde sin causa" y estábamos en ese delicioso estado de silencio que solo se produce cuando el aire está un poco picante, la punzada de maíz es realmente agradable y has tenido un día fantástico en el estudio. "Hola, Jimmy", dijo un hombre que parecía ser un poco mayor que cualquiera de nosotros. Jimmy se sonrojó un poco y dijo en tono de disculpa: "Lo siento, creo que no sé tu nombre". No era solo una disculpa para el hombre, sino también para mí. El hombre le dio a Jimmy su nombre, y me di cuenta por la expresión en el rostro de Jimmy que esto no recordaba nada y con muy buena razón: nunca lo había conocido antes. Jimmy escuchó cortésmente mientras el hombre explicaba que estaba sentado en el autocine cuando llegamos y no podía evitar esperar que un compañero actor, que había tenido éxito, le diera algunos consejos sobre cómo meter el pie en la puerta de un estudio. Con esa rápida simpatía que Jimmy tiene por una persona que lo intenta, pronto comenzaron a comparar notas. Me senté y escuché y, mientras lo hacía, sonreí por todas partes. Pensé, qué cantidad de cosas que la gente no sabe sobre James Dean. Jimmy, ¿un bicho raro? Jimmy, raro? Jimmy, hosco? La primera vez que nos conocimos fue mientras Jimmy estaba haciendo "East of Eden" y yo estaba trabajando en un estudio de sonido contiguo donde tenía varios amigos. Nos presentaron cuando vino de visita. Estaba muy bien vestido con pantalones bien planchados y una camisa deportiva, era cortés e inteligentemente interesante. No había nada extraño en él. Seis meses después, en un viejo teatro abandonado en Los Ángeles, los dos estábamos trabajando en un guión de televisión que iba a ser mi primer papel adulto. Me habían elegido junto a James Dean y, como todo el mundo en Hollywood, había oído las historias. Yo, francamente, le tenía miedo. Durante la mañana no pasó absolutamente nada fuera de lo común. Los dos trabajábamos, tomábamos nuestros descansos cuando el director los llamaba y finalmente llegaba la hora del almuerzo. Hacía mucho tiempo que no caminaba por este vecindario en particular, así que me abrí paso entre la multitud, con la esperanza de encontrar un pequeño restaurante. No hubo una motocicleta rugiente con los frenos chirriando al detenerse para anunciar el hecho de que James Dean me estaba siguiendo. Simplemente me alcanzó y me preguntó: "¿Le importaría compartir el almuerzo?" Encontramos un café y, como actores, charlamos sobre el guión en el que estábamos trabajando y el espectáculo. Durante los cuatro días que trabajamos juntos, traje mi radio portátil, sintonizada con la música clásica que le gusta a Jimmy, y él trajo hamburguesas, que a mí me gustan. "Eden" convirtió a Jimmy Dean en un delincuente juvenil del Nilo. Me estremezco al pensar lo que iba a hacer en "Rebelde sin causa". En una escena fabulosa, Jimmy, llevado por la ira, tira a su padre por las escaleras hacia la sala de estar y casi lo mata. El pobre Jim Bachus, que interpreta a su padre, realmente pensó que iba a acabar con él. En "Rebelde", tanto Jimmy como yo interpretamos a adolescentes perturbados que se equivocan por falta de comprensión y se buscan el uno al otro en busca de consuelo. Pero no tiene sentido diagnosticar a Dean como un delincuente y explicar sus síntomas en términos desagradables. "Tuve una infancia feliz", te dirá Jimmy. Después de la muerte de su madre, él tenía nueve años, su padre lo envió a vivir con su hermana y su esposo en Iowa. Eran gente reflexiva y religiosa —cuáqueros, creo— y dueños de una granja. Era un buen lugar para crecer, para ir a la escuela. Aunque Jimmy nunca tuvo aspiraciones para la agricultura, la única rebelión que hizo fue saltarse la limpieza de los gallineros de vez en cuando. En la escuela, era un estudiante sobresaliente en arte, fácil de juntar, el atleta de la clase. Después de graduarse de la escuela secundaria. Jimmy se dirigió al oeste a California y Santa Monica College para obtener un título en Educación Física y, esperaba, más tarde un trabajo de entrenador de baloncesto. Había ganado el Concurso Dramático del Estado de Indiana como mejor actor de secundaria y esto lo puso a pensar. Cuando estaba en tercer año, se cambió a UCLA y derecho. Un día, dijo, finalmente enfrentó los hechos. Dejó la escuela para enfrentarse a Hollywood. Esto no fue pan comido. Hollywood no recibió exactamente a Jimmy Dean con los brazos abiertos. Se las arregló para conseguir un trabajo de ujier en CBS, consiguió un comercial de televisión de un minuto para un refresco (Jimmy bailó alrededor de una máquina de discos, cantó el anuncio). Un agente lo ayudó a conseguir algunos papeles secundarios, pero eso fue todo. En una película de Rock Hudson, tenía dos líneas. (Apuesto a que Rock se sorprendió cuando Jimmy le recordó cuando se conocieron para "Gigante". Jimmy al darse cuenta de que no era el tipo de ídolo matinal de Hollywood y que los papeles principales no estaban destinados a llegar a él rápidamente, Jimmy se embolsó sus últimos dólares y subió a bordo de un autobús a campo traviesa a Nueva York. Al llegar a Nueva York, hizo la ronda de productores de Broadway. "Gánale al banco". Probaron la consistencia de los pasteles de crema, que luego se lanzaron en broma a los concursantes, arrojándoselos primero a Jimmy. 
Jimmy dice que hubo muchas noches en las que caminaba arriba y abajo de Broadway, solo y bastante abatido, seguro de que nunca lo lograría. Muchas veces, también, cuando no tenía dinero para el alquiler o la comida, los trabajos temporales y una serie de pequeños milagros lo ayudaron a salir adelante. Su primera oportunidad en Broadway llegó de una manera bastante peculiar. Una noche le dijeron que se abrió un trabajo para un tripulante en un balandro, y que necesitaba un trabajo. Además,el patrón conocía a alguien que conocía a alguien que podría organizar una prueba. Qué podía perder, decidió Jimmy. Aceptó el trabajo, consiguió la prueba, ganó el papel y la obra "See the jaguar" fue un fracaso. Sin embargo, hizo una cosa por Jimmy: atrajo protagonistas de televisión, le dio dinero para buenos entrenadores de teatro. Con su máxima actuación en la obra "The Immoralist", recibió críticas muy favorables, ganó el premio David Blum al debutante más prometedor de 1954 y llamó la atención de Hollywood. ¿No es fácil? Jimmy es el último en decirte que lo fue. Dudo que alguna vez olvide esos días o a las personas que tuvieron fe en él. Lo creas o no, Jimmy es un sentimentalista. Recuerdo una tarde calurosa, poco después de que empezáramos a rodar "Rebelde". Estábamos sentados, matando el tiempo, mientras ajustaban y preparaban las luces. Apenas conocía a Jimmy entonces, así que me ocupé de hacerme la manicura. Creo que estaba leyendo un libro, sobre astronomía o tauromaquia, no recuerdo cuál. Ninguno de nosotros dijo una palabra. Solo había el zumbido constante de voces, direcciones y aparatos en movimiento en el fondo. Luego, por accidente, Hooked up. Jimmy estaba sentado con la sonrisa más amplia. "¿Un centavo por tus pensamientos?" dije, curiosa. "Aw, supongo", bromeó. "Pensando en tu nuevo auto deportivo", le ofrecí. "Ninguno." "¿Tu nuevo semental?" Supuse, sabiendo que Jimmy siempre corría a Santa Bárbara después del trabajo para andar en bicicleta y hacer ejercicio. "No", respondió, arqueando las cejas de esa manera divertida que hacía cuando bromeaba. "Lo tengo", casi grité, encantada porque sentí que  lo había burlado. "Tu nueva cámara de cine de dieciséis milímetros". Jimmy la había comprado ayer mismo. Costaba doscientos dólares con lentes especiales y sabía que había ahorrado para eso. "Nop", dijo en voz baja, en su forma de hablar suave. "¿Recuerdas ese pergamino? ¿El que obtuve de la gente en el condado de Grant? Estaba sentado y pensando en lo agradable que fue que esas tres mil personas firmaran el pergamino, para decirme que les gustaba mi actuación". Jimmy está orgulloso de ser actor, nunca lo dudes. Pero no es por la fama, el glamour, el dinero. Es la sensación de logro, la emoción de hacer un buen trabajo. "Soy un actor, no una personalidad", se quejaba, a veces dando la impresión equivocada, siendo etiquetado como no cooperativo, desagradecido. Tuve muchas oportunidades de ver lo agradecido que era Jimmy Dean con sus fans. "Rebel" se filmó en todo Los Ángeles y tuvimos la oportunidad de conocer a mucha gente. Para una secuencia usamos el Planetario y algunos estudiantes de secundaria. Tuve una llamada tardía la primera mañana, así que llegué al Planetario después de Jimmy. Apresurándome a maquillarme, doblé la esquina a toda velocidad, ¡me detuve en seco! Sentado en un bote de basura grande y viejo estaba la estrella de "Rebel", el niño actor más nuevo, brillante y talentoso de Hollywood, James Dean. Desmenuzado en una bola incómoda, firmó autógrafos, intercambió historias, muy obviamente sin darse cuenta de que lo habían empujado allí, ¡e igualmente sin darse cuenta de su posición o dignidad! Se ha informado que los fotógrafos se quejan de que Dean no coopera. Si es así, eso no explica los veinte minutos que tuve que esperar para que él fuera a almorzar. Cuando se mencionó el almuerzo, nos dimos cuenta de que tendríamos que acortarlo, así que junté mis pertenencias, además del Sr. Dean, y nos dirigimos a la comisaría. Yo no lo había notado, pero Jimmy, con su extraña habilidad para sentir las necesidades y los problemas de las personas, sí lo hizo. De pie junto a la cámara había tres mujeres, una empujó tímidamente a su acompañante hacia nosotros. "¿Puedo hacer algo por ti?" preguntó Jimmy. "¿Te importaría… posar para una foto para nosotros…?" preguntó vacilante. "Claro", complació Jimmy. Él lo hizo conmigo. se pararon en un pie, hicieron payasadas, posaron y postularon hasta que sus corazones estuvieron contentos. Él mismo era un obturador, ofreció sugerencias de composición, señaló ángulos de cámara y dio consejos sobre iluminación, mientras yo moría de hambre. Cuando lo acosé. en un susurro de muerte, acerca de mi hambre, pareció sorprendido. Luego, como un niño pequeño, dijo: "Oh, nos estamos divirtiendo". A pesar de las historias. Jimmy Dean se divertía. Actuar puede ser divertido. En "Rebel" interpreté mi primer papel de adulto en una película y también recibí mi primer beso de Jimmy. No tiene sentido negarlo, estaba un poco nerviosa. "Te ves verde", me felicitó Jimmy mientras esperábamos la señal para comenzar la escena de amor. "Y ya sabes cómo se fotografía el verde en color". Me las arreglé para sonreír, creo. Realmente no puedo recordar. Me sentí como un luchador antes de un partido, entremos y acabemos con esto. Jimmy estaba diciendo algo, pero todo lo que podía pensar era: "¿Es así? ¿Debería hacerlo de la forma en que ensayé? Tal vez eso fue demasiado suave. Tal vez debería titubear un poco". "Vamos", engatusó a Jimmy. De repente me di cuenta de que estábamos en completo silencio. Entonces—"Rodar". gritó el director y la cámara comenzó a hacer clic. Fue el movimiento de Jimmy. Lo escuché y me sentí casi inspirado. Jugó con tanta delicadeza que sacó lo mejor de mí, dadas las circunstancias. Luego vino el beso. Escuché al director decir "Corten", pero las cámaras parecían estar funcionando. No sabía exactamente qué hacer, pero no tuve elección. Jimmy aguantó y aguantó y aguantó. Bien podría disfrutarlo, bromeó después cuando cambié de verde a rojo. Pero el hechizo nervioso se rompió. Su broma lo hizo; ¡Me relajé y el resto del rodaje fue como una brisa! Viene una gran escena dramática, Jimmy es todo lo contrario. Chico, era su intención. No sabía por lo que estaba pasando la primera vez que se preparó para una escena importante. "Hola, Jimmy, ¿qué estás haciendo?" Yo pregunté. Murmuró algo, y completamente diferente a él, dejó en claro que no quería conversación. Se estaba metiendo en el papel. Agitando los brazos, haciendo un movimiento tipo bicicleta con las piernas. "Me estoy concentrando", es todo lo que dijo. "¿Haciendo eso?" Pregunté, seguro de que estaría agotado antes de comenzar la escena. Con paciencia, me aguantó. "Me pone en forma". Lo dejé. Cuando las cámaras rodaron, ya no era Jimmy Dean. Era el Jim confuso, rebelde e indeseable de "Rebel". Algo salió mal, las luces o la posición de la cámara, y el director pidió que cortaran la escena. Jimmy se quedó donde lo dejó, inmóvil. Entonces, y lo recuerdo claramente, uno de los tipos se le acercó y comenzó a bromear. ¡Guau! ¿Estaba Jimmy furioso? Lo dejó claro, entre descansos, sin hablar. 

Más tarde esa tarde, Jimmy tenía programado terminar la secuencia. Hacía calor, el elenco había trabajado duro todo el día y la mayoría de nosotros estábamos exhaustos. El set se calmó y Jimmy comenzó a entrar en una de las escenas más trágicas y desgarradoras que jamás haya visto. Uno por uno, los miembros del elenco regresaron y se pusieron de pie, atrapados por el tremendo impacto emocional del momento. Nos dejamos llevar. Al final, ninguno de nosotros pudo confesar honestamente que no había lágrimas en nuestros ojos. Fue electrizante. su excelente trabajo y cooperación, el personal de producción le regaló una bicicleta a Jimmy. En cuanto a mí, estoy muy en deuda con él por su estímulo y ayuda. No hay duda, el gran talento de Dean. Para el futuro, Jimmy esperaba dirigir. Por el momento esperaba actuar, variar sus roles, crecer como individuo, aprender como profesional. ¡Estudiaba técnicas actorales, escritura, fotografía y bolsa! "Para dirigir y producir, sonreía con picardía, también se necesita dinero". Con su nuevo contrato con Warner, haría nueve películas en los próximos seis años. Le hubiera gustado volver a los escenarios, tal vez probar "Hamlet" algún día.  Hablaba sobre hacer la vida de Harry Greb, el peleador de peso mediano. Él y su suplente Mush Callahan. el campeón ex-luchador. estaban siempre "poniéndose en forma" para el papel. Jimmy medía 5 pies 10 y se via bajo ("porque me desplomo", decía), pero era sorprendentemente fuerte. Siempre un buen atleta, se mantenía en forma nadando, jugando voleibol, navegando y buceando en aguas profundas. Pregunte: "Tenis cualquiera: boxeo, equitación, béisbol o baloncesto", y ya tiene un compañero. Pero su principal amor, creo, es el toreo. Algún día quería subirse al ring él mismo. No quiero decir que Jimmy no fuera un personaje. Lo era, pero bastante interesante. Difícilmente diría una palabra en una multitud hasta que alguien mencione arquitectura, alta fidelidad, carreras de autos deportivos o música. Entonces sería vano intentar detenerlo. Pregúntarle sobre sí mismo,  respondería directamente. Ante algún motivo oculto, se callaría incluso si eres un V.I.P. a cargo de las noticias mundiales. Podía hablar sobre carburadores en un suspiro, discutir la filosofía pragmática de William James en otro y abordar el tema del diseño dos minutos después. Si tenía un momento libre, lo más probable es que se lo encontrara detrás de un libro serio o enterrado debajo de una pila de carpetas de viaje. Si le mencionabas la música, se volvía loco con los ritmos nativos africanos, la Novena de Beethoven o el jazz progresivo.  Jimmy estudió violín de niño, y había retomado sus estudios con Leonard Roseman, quien fue su compañero de cuarto en Nueva York y ahora es compositor de Warner. Si lo Invitabas a la cena del domingo, aceptaría. Además, conquistaría a tus padres con encanto e inteligencia. ¿Un bicho raro, preguntaste? Sí, si llamas raro al talento. ¿Un bicho raro? Tal vez, si no te gustan los individualistas. ¿Hosco? ¡Nunca! Jimmy Dean estaba demasiado ocupado para enfurruñarse. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario