Etiquetas

MANDALA

MANDALA

Translate

miércoles, 23 de septiembre de 2015

OJOS. MIRADAS. EYES. SINGULAR LOOK.


"Yo estaba particularmente fascinada por sus ojos, que eran una perforación profunda, azul y podrían cambiar instantáneamente de una mirada de melancolía hosca a una expresión de picardía extrema. Tenía el pelo ondulado rubio, un poco largo. Él parecía terriblemente tímido ..." Joan Collins





Jimmy, consciente del poder de su mirada, realizaba muchos "juegos de ojos" frente a la cámara de cine o televisión y, se supone, también en su vida cotidiana.




En 1957, escribió el célebre crítico de cine y filósofo francés, Edgar Morin: 

"James Dean es un modelo, pero este modelo es, él mismo, la expresión típica (a la vez media y pura) de la adolescencia en general y de la adolescencia norteamericana en particular.
Su rostro responde a un tipo fisionómico dominante, cabellos rubios, rasgos regulares. Además, la movilidad de sus expresiones traduce admirablemente la doble naturaleza del rostro adolescente, aún inseguro entre los gestos de la infancia y la máscara del adulto. La fotogenia de este rostro, más aún que la de Marlon Brando, es el reflejo de la indeterminación de la edad sin edad, en donde se alternan los gestos de desagrado, los asombros, los candores, las «chiquilladas», los endurecimientos, las decisiones, los rigores. Barbilla contra el pecho, sonrisa inesperada, parpadeos, ostentación y modestia, poses torpes e ingenuas, es decir siempre sinceras, el rostro de James Dean es este paisaje siempre cambiante en donde se leen las contradicciones, las incertidumbres, los impulsos del alma adolescente.
Se comprende que este rostro se haya convertido en un rostro-bandera, y que sea imitado, concretamente en lo que es más imitable: el cabello y la mirada".























En sus grandes momentos, Chaplin llega a la cima más alta del mimetismo. La interpretación de James Dean es más animalesca que humana, y es en esto que es imprevisible: ¿cuál será el gesto siguiente? James Dean puede, hablando, dar la espalda a la cámara y acabar la escena de este modo; puede echar la cabeza bravamente hacia atrás o cabecear hacia delante, puede levantar los brazos al cielo o lanzarse contra el objetivo. Puede aparecer, durante una misma escena, como un hijo de Frankenstein, una pequeña ardilla, un niño encogido o un viejo plegado en dos. Su mirada miope acrecienta el sentido de rechazo entre recitación y texto: es una vaga fijeza, un duermevela hipnótico.

François Truffaut

















































Siempre me llamó la atención las relativamente pocas fotos que hay de Jimmy mirando directo a la cámara. Conjeturo que en la época se consideraría algo demasiado agresivo y no recomendable. Pero con esa mirada singular que tenía es una pena que no haya más imágenes así.

En el siguiente video hay imágenes del actor James Dean mirando directo a la cámara con el fondo musical de la canción "No me mires más" interpretada por la gran cantante argentina Lolita Torres