Etiquetas

MANDALA

MANDALA

Vistas de página en total

LOGO

LOGO

JD

JD

TRANSLATE

TRANSLATE

Translate

sábado, 20 de abril de 2019

48 TEXTOS EN INGLÉS



"The case of James Dean" by Edgar Morin. 1957











TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL
EDGAR MORIN: El caso de James Dean
El héroe mitológico siempre es secuestrado de sus padres o de alguna manera separado de ellos: James Dean era huérfano. Su madre murió cuando él tenía nueve años y fue criado por un tío, un granjero en Fairmount. El héroe mitológico debe forjar su propio destino en una lucha contra el mundo. James Dean se escapó de la universidad y trabajó como rompehielos en un camión frigorífico, estibador en un remolcador, ayudante de barco en un yate, hasta que asumió su lugar bajo los deslumbrantes rayos de nuestro mítico sol moderno: -apareció en el escenario de Broadway en See the Jaguar, luego en The Immoralist. Fue a Hollywood e hizo East of Eden. El héroe mitológico emprende muchas labores en las que demuestra sus aptitudes y también expresa su aspiración hacia la vida más rica y casi total posible. James Dean ordeñaba vacas, cuidaba pollos, manejaba un tractor, criaba un toro, jugaba al baloncesto estrella, estudió yoga y clarinete, aprendió algo sobre casi todos los campos del conocimiento y finalmente se convirtió en lo que en el mundo moderno encarna el mito. de la vida total: una estrella de cine. James Dean quería hacer todo, probar todo, experimentar todo. "Si viviera hasta los cien años", decía, "todavía no tendría tiempo para hacer todo lo que quisiera". El héroe mitológico aspira al absoluto, pero no puede realizar este absoluto en el amor de una mujer. James Dean habría tenido una vida infeliz con Pier Angeli, quien se casó con Vic Damone: ¿leyenda o realidad? En cualquier caso, la leyenda está anclada en la realidad. Frente a la iglesia que Pier Angeli dejó como novia, James Dean aceleró su motocicleta: el ruido del motor ahogó el sonido de las campanas. Luego se arrastró violentamente y condujo hasta Fairmount, la cuna de su infancia. (Redescubrimos aquí el tema del fracaso amoroso, necesario para la realización heroica, así como el tema de la maleficencia femenina que todo héroe redentor encuentra.) El héroe mitológico se enfrenta cada vez más conmovedoramente al mundo que desea apoderarse en su totalidad. El destino de James Dean se volvió cada vez más sin aliento: estaba obsesionado por Speed, el ersatz absoluto moderno. James Dean, aparentemente perturbado y febril para algunos, extraordinariamente sereno para otros, después de terminar Giant, se internó en la noche a 160 millas por hora en su Porsche de carreras hacia Salinas, donde iba a participar en una carrera de automóviles. El héroe mitológico se encuentra con la muerte en su búsqueda del absoluto. Su muerte significa que está roto por las fuerzas hostiles del mundo, pero al mismo tiempo, en esta misma derrota, finalmente gana lo absoluto: la inmortalidad. James Dean muere; es el comienzo de su victoria sobre la muerte. La vida y el carácter "heroicos" de James Dean no están prefabricados por el sistema estelar, sino que son reales, revelados. Aún hay más. Los héroes mueren jóvenes. Los héroes son jóvenes. Pero nuestro tiempo ha producido, en la literatura (Rimbaud, The Wanderer) y, de manera decisiva en los últimos años, en el cine, héroes portadores del nuevo mensaje de la adolescencia. Desde su origen, por supuesto, la mayor audiencia de las películas ha estado compuesta por adolescentes. Pero solo recientemente la adolescencia se ha vuelto consciente de sí misma como una clase de edad particular, oponiéndose a otras clases de edad y definiendo su propia gama imaginaria y modelos culturales. Lo cual se revela tan claramente en las novelas de Francoise Sagan y Francoise Mallet-Joris como en las películas de Marlon Brando o James Dean. James Dean es un modelo, pero este modelo es en sí mismo la expresión típica (tanto media como pura) de la adolescencia en general y de la adolescencia estadounidense en particular. Su rostro corresponde a un tipo fisionómicamente dominante, cabello rubio, rasgos regulares. Además, la movilidad de sus expresiones traduce admirablemente la doble naturaleza del rostro adolescente, aún vacilando entre la melancolía infantil y la máscara del adulto. La cualidad fotogénica de este rostro, incluso más que la de Marlon Brando, es rica en toda la indeterminación de una época sin edad, alternando ceño fruncido de asombro, candor desarmado y alegría con repentina dureza, resoluciones y rigores con colapso. Mentón en pecho, inesperadamente sonriente, agitando las pestañas, minimizando la ostentación y la reserva, ingenuo y torpe, es decir, siempre sincero, el rostro de James Dean es un paisaje siempre cambiante en el que se distinguen las tensiones, las incertidumbres y las contradicciones. entusiasmos del alma adolescente. Es comprensible que este rostro se haya convertido en una insignia, que ya sea imitado, sobre todo en sus rasgos más fácilmente imitables: cabello y mirada. James Dean también ha definido lo que se podría llamar el pan-oply de la adolescencia, un armario en el que se expresa toda una actitud hacia la sociedad: bluejeans, jersey grueso, chaqueta de cuero, sin corbata, camisa desabotonada, descuido deliberado son tantos. signos ostensibles (que tienen el valor de insignias políticas) de una resistencia contra la sconvenciones sociales de un mundo de adultos. La ropa es una búsqueda de los signos de la virilidad (el traje de los obreros) y del capricho artístico. James Dean no ha inventado nada; ha canonizado y codificado un conjunto de leyes suntuarias que permiten que una clase de edad se imponga, y esta clase de edad se impondrá aún más en la imitación de su héroe. James Dean, en su doble vida, tanto dentro como fuera de la pantalla, es un puro héroe de la adolescencia: expresa sus necesidades y su rebelión en un solo impulso que expresan los títulos en francés e inglés de una de sus películas: La Fureur de Vivre. (A Rage to Live) y Rebelde sin causa son dos aspectos de una misma demanda virulenta, en la que una furia rebelde se enfrenta a una vida sin causa. Porque es un héroe de la adolescencia James Dean expresa con una claridad poco común en el cine estadounidense, en Rebelde sin causa y Al este del Edén, la rebelión contra la familia. La película estadounidense tiende a enmascarar los conflictos entre padres e hijos, ya sea en el idilio familiar (La familia Hardy) o bien suprimiendo por completo la existencia de los padres y transfiriendo la imagen del padre a un anciano insensible, cruel o ridículo (juez medio senil o empleador). East of Eden presenta los personajes de un padre incomprensible y una madre caída; Rebelde sin causa presenta los personajes de una madre incomprensible y un padre caído. En ambas películas aparece el tema del combate del adolescente contra el padre (ya sea este último tiránico o lastimoso) y el tema de su impotencia para relacionarse de manera significativa con su madre. En Gigante el marco del conflicto estalla: es contra una familia exterior a él y, por extensión, contra todas las normas sociales que James Dean luchará contra un odio tan feroz. * Pero en las tres películas aparece el tema común de la mujer-hermana que debe ser arrebatada de la posesión de otra persona. En otras palabras, el problema del amor sexual sigue encerrado dentro de un amor sororal-maternal, aún no ha salido de este caparazón para lanzarse en un universo de pin-ups ajenos a la familia y la clase de edad. Sobre estos amores cinematográficos imaginarios se superpone el amor, quizás también mítico en sí mismo, que se supone que Dean sintió por Pier Angeli con su ingenua cara de hermana madonna. Más allá de este amor imposible comienza el universo de las "aventuras" sexuales. En otro sentido, James Dean expresa en su vida y sus películas las necesidades de la individualidad adolescente que, al afirmarse, se niega a aceptar las normas de la vida especializada y asesina de almas que se avecina. La exigencia de una vida total, la búsqueda de lo absoluto es la exigencia de cada individuo humano cuando se arranca del nido de la infancia y las cadenas de la familia solo para ver ante él las nuevas cadenas que George Stevens cuenta cómo fue el propio James Dean quien pidió interpretar este papel: "Es una parte para mí, Sr. Stevens.-y mutilaciones de la vida social. Es entonces cuando fermentan los requisitos más contradictorios. Truffaut lo expresa a la perfección (Arts, 26-9-56): "En James Dean, la juventud de hoy se descubre a sí misma. Menos por las razones habitualmente expuestas: violencia, sadismo, histeria, pesimismo, crueldad y suciedad, que por otras infinitamente". más simple y común: modestia de sentimientos, vida de fantasía continua, pureza moral sin relación con la moralidad cotidiana, pero aún más riguroso, amor eterno y adolescente por las pruebas, la intoxicación, el orgullo y el arrepentimiento por sentirse "fuera" de la sociedad , rechazo y deseo de integrarse y, finalmente, aceptación -o rechazo- del mundo tal como es ”. La contradicción esencial es la que vincula la aspiración más intensa a una vida total con la mayor posibilidad de muerte. Esta contradicción es el problema de la iniciación viril, que se resuelve en las sociedades primitivas mediante terribles pruebas de resistencia institucionalizadas; en nuestra sociedad se efectúa institucionalmente sólo por la guerra (y vestigialmente por el servicio militar); careciendo de guerra o subversiones colectivas (revoluciones, resistencias subterráneas), esta iniciación debe buscarse en riesgo individual. Finalmente, el adulto de nuestra sociedad burocratizada de clase media es el hombre que acepta vivir poco para no morir mucho. Pero el secreto de la adolescencia es que vivir significa arriesgarse a morir; que la rabia por vivir significa la imposibilidad de vivir. James Dean ha vivido esta contradicción y la ha autenticado con su muerte.
Estos temas de la adolescencia aparecen con gran claridad en un período en el que la adolescencia se reduce particularmente a sus propios recursos, cuando la sociedad no le permite salidas por las que comprometerse o incluso reconocer su causa. No es casualidad que un James Dean haya podido convertirse en una figura ejemplar en estos años del medio siglo. A las fervientes participaciones de la guerra y (en Francia) de la Resistancia, a las inmensas esperanzas de 1944-1946, han logrado no solo retiradas individualistas, sino un nihilismo generalizado que es un interrogatorio radical de todas las ideologías y valores oficiales. La mentira ideológica en la que viven las sociedades contemporáneas, pretendiendo ser armoniosas, felices y edificantes, provoca a cambio este "nihilismo" o este "romanticismo" en el que la adolescencia escapa y descubre la realidad de la vida. Es en este punto del mundo burgués occidental donde la aventura, el riesgo y la muerte participan del tiroteo de una motocicleta o un coche de carreras: ya los motociclistas de Orpheus dejaron atrás la estela fatal de la muerte. Ya El Salvaje de Laszlo Benedek trazaba con amargura y ternura también la imagen del motociclista adolescente. Marlon Brando, arcángel rugiente, como un Juan Bautista imaginario anunció al verdadero James Dean porque él mismo era la expresión imaginaria de miles de adolescentes reales cuya única expresión de su rabia por vivir como rebeldes sin causa era la pandilla de motociclistas. . La velocidad motorizada no es solo uno de los signos modernos de la búsqueda de lo absoluto, sino que corresponde a la necesidad de riesgo y autoafirmación en la vida cotidiana. Cualquiera detrás de un volante se siente como un dios en el sentido más bíblico del término, intoxicado, listo para golpear a los otros conductores con rayos, aterrorizar a los mortales (peatones) y dictar la ley en forma de insultos a todos los que lo hagan. no reconocer su absoluta prioridad. El automóvil ha escapado por fin: las sandalias del viento de Rimbaud son reemplazadas por el gran Porsche de carreras de James Dean. Y el escape supremo es la muerte, así como lo absoluto es la muerte, así como la individualidad suprema es la muerte. James Dean conduce en la noche hacia la muerte de la cual el contrato para hacer Gigante podría protegerlo solo temporalmente. La muerte cumple el destino de todo héroe mitológico cumpliendo su doble naturaleza: humana y divina. Cumple su profunda humanidad, que es luchar heroicamente contra
el mundo, para afrontar heroicamente una muerte que finalmente lo abruma. Al mismo tiempo, la muerte cumple la naturaleza sobrehumana del héroe: lo diviniza al abrir de par en par las puertas de la inmortalidad. Sólo después de su sacrificio, en el que expía su condición humana, Jesús se convierte en dios. Así amplificados en el carácter de James Dean están los fenómenos de divinización que caracterizan pero generalmente permanecen atrofiados en las estrellas de cine. En primer lugar, ese fenómeno espontáneo e ingenuo: la negativa a creer en la muerte del héroe. El Brezo de Napoleón, Hitler, de cada superhombre (bueno o malo). Ha sido puesto en duda y no creído porque los fieles nunca pudieron creer que estos héroes eran completamente mortales. También se ha dudado de la muerte de James Dean. Hay una leyenda de que sobrevivió milagrosamente a su accidente, que fue un autoestopista el que murió, que James Dean quedó desfigurado, irreconocible, quizás inconsciente: que lo encerraron en algún lugar de un manicomio u hospital. Cada semana se envían por correo 2.000 cartas a un James Dean vivo. ¿Viviendo donde? En una tierra de nadie entre la vida y la muerte que la mente moderna elige situar en manicomios y sanatorios, pero que no se puede localizar. Aquí James Dean se ofrece al concepto espiritualista de la muerte: James Dean está entre nosotros, invisible y presente. El espiritismo revive la noción primitiva según la cual los muertos, que son espectros corporales dotados de invisibilidad y ubicuidad, viven entre los vivos. Es por eso que una joven gritó durante una proyección de Gigante: "¡Vuelve, Jimmy, te amo! ¡Te estamos esperando!" Es la presencia viva (espiritualista) de James Dean lo que sus fanáticos buscarán en lo sucesivo en sus películas. Por eso se han multiplicado las sesiones espiritistas para comunicarse con James Dean. Por eso, la vendedora de una tienda de diez centavos, Joan Collins, tomó del dictado del difunto James Dean la extraordinaria confesión espiritualista en la que declara: "No estoy muerto. Los que creen que no estoy muerto tienen razón", y en la que afirma que se ha reencontrado con su madre. Es por eso que James Dean Returns de Joan Collins ha vendido más de 500.000 copias. Así se ha organizado un culto, como todos los cultos, para restablecer el contacto entre los mortales y los inmortales muertos. La tumba de James Dean está constantemente cubierta de flores y 3.000 personas peregrinaron allí en el primer aniversario de su muerte. Su máscara mortuoria se colocará junto a las de Beethoven, Thackeray y Keats en la Universidad de Princeton. Su busto en yeso está a la venta por $ 30. El coche fatal se ha convertido en un objeto sagrado. Por un cuarto puedes mirar el gran Porsche de carreras, por un cuarto adicional puedes sentarte detrás del volante. Este coche en ruinas, que simboliza la Pasión de James Dean, su rabia por vivir y su rabia por morir, ha sido desmembrado: pernos y tornillos, trozos de metal retorcido, considerados reliquias sagradas, se pueden comprar a precios desde 20 dólares. , según el tamaño, y se llevan como amuletos para impregnar al usuario con la sustancia mística del héroe. En la muerte, mediante la muerte, James Dean ha recuperado el olvidado prestigio de las estrellas de cine de la gran época que, más cerca de los dioses que de los mortales, suscitaban una adoración histérica. Pero desde otro punto de vista su muerte autentica una vida que lo fija firmemente entre las estrellas modernas, al alcance de los mortales. Las estrellas modernas son modelos y ejemplos, mientras que las anteriores fueron los ideales de un sueño. James Dean es un verdadero héroe, pero que sufre una divinización análoga a la de las grandes estrellas del cine mudo. Y la inmortalidad de James Dean es también su supervivencia colectiva en mil mimetismos. James Dean es de hecho una estrella perfecta: dios, héroe, modelo. Pero esta perfección, si sólo ha podido realizarse por medio del star system, deriva de la vida y muerte del verdadero James Dean y de una exigencia tanto suya como de una generación que ve sí mismo en él, reflejado y transfigurado en espejos gemelos: la pantalla y la muerte.
-Traducido por Richard Howard














"Youth rebellion movies" by Marc Perlman Publication date 1993. Chapter James Dean














"Tough guy the american movie macho" Neibaur James 1989. About James Dean.









"Hollywood hunks & heroes" Daniel Cohen 1985. About James Dean



















Air Magazine - Al Bateen - Feb'16









JAMES DEAN, THE MUTANT KING (DAVID DALTON)
CLIC PARA DESCARGAR


JAMES DEAN TRANSFIGURED
CLIC PARA DESCARGAR


THE GATEWAY 26/SET/1985




THE 50 s BY PAUL HARRISON





Icons
by Millidge, Judith

SYWELL. Publication date 2010

Against death and time : one fatal season in racing's glory years
by Yates, Brock New York : Thunder's Mouth Press. 2004



Strange_Times_number_2














Big Ideas Simply Explained - The Movie






Learn Hot English June 2021









Fashionisto a century of style icons 
 Werle, Simone 2010







Dead celebrities, living icons  tragedy and fame in the age of the multimedia superstar  Ebert, John David 2010













Dreamboats  Hollywood hunks of the '50s Ciaccia, Maria 1992


















Dead before their time. Harvey, Diana 1996















Variety 2005 Vol 401 Supplement









































Scholastic Search 1994-05  Vol 22 Iss 8











Crawdaddy 1976-02 Iss 2







The gateway 26 sept 1985




"The bad & the beautiful Hollywood in the fifties" Kashner, Sam 2002




























"American icons an encyclopedia of the people, places, and things that have shaped our culture" 2006 Publisher Westport, Conn. : Greenwood Press












Gone Too Soon  Their Lives Were Not Long But Mattered 2010















The world's most photographedby Muir, Robin 2005 London National Portrait Gallery
















Indiana legends : famous Hoosiers from Johnny Appleseed to David Lettermanby Price, Nelson 1997.












Hoosiers in Hollywood _ Smith, David L. (David Lee), 2006














Reading the movies _ twelve great films on video and how to teach them _ Costanzo, William V 1992














Scholastic Search 1992-05_ Vol 20 Iss 8











Photo icons the story behind the pictures, 1827-1991  Koetzle, Hans-Michae 2005













Those who died young cult heroes of the twentieth century. Sinclair, Marianne 1979.
























Unfinished lives  what if . Penguin ed. 1995












































Dead celebrities, living icons  tragedy and fame in the age of the multimedia superstar. Ebert, John David 2010













Short lives portraits in creativity and self-destruction. Matson, Katinka. 1980














Hollywood heaven from Valentino to John Belushi the film stars who died young. Barraclough, David 1991.











Where there's a will .. who inherited what and why. Silverman, Stephen 1992









The films of the fifties. Sunset Boulevard to On the beach. Brode, Douglas, 1976









Stars! Davis, Daphne. 1984








The films of the fifties. Sunset Boulevard to On the beach. Brode, Douglas 1976
















Rock and roll, the movies. Burt, Rob 1986









































Hollywood myths, the shocking truths behind film's most incredible secrets and scandals. Williams, Joe 2012.



















Unforgettable, a tribute to 100 icons who died too young. Hill, Tim 2012














Rebel Without a Cause - Yours Retro Magazine Pictorial [United Kingdom] (July 2021)