Etiquetas

MANDALA

MANDALA

Translate

miércoles, 23 de marzo de 2016

DANZANDO - DANCING




 



con Rebecca Welles en Harvest

James Dean fue incuestionablemente el primer icono de la cultura pop, la cual en cierta forma él mismo generó. Fue la última estrella del sistema de estudios de Hollywood y la primera de la nueva cultura adolescente

DAVID DALTON






 ¿Las razones profundas de su éxito? En el público femenino son evidentes y no necesitan ser comentadas. Para los jóvenes, se resumen, creo, en el fenómeno de la identificación que está en la base del éxito comercial de todas las películas del mundo. Es más fácil identificarse con James Dean que con Bogart, Gary Grant o Marlon Brando, porque el personaje de Dean es mas verdadero. Cuando se sale de una película de Bogart, un espectador bajará el ala del sombrero y no será el momento más apropiado para pisarle un pie. Otro, al salir de ver una película de Gary Grant, hará una payasada en la acera; uno que ha visto a Marlon Brando lanzará miradas subrepticias a las mujeres y deseará ligarse a las chicas de su barrio. Con James Dean, la identificación es más profunda y total porque él lleva en sí, en su personaje, nuestra misma ambigüedad, nuestro dualismo y todas nuestras debilidades humanas.



También en este caso, hay que volver a Chaplin, o mejor a Charlot. 


Charlot empieza siempre desde el nivel más bajo para llegar al más alto. Es débil, humillado, despreciado, ignorado. Fracasa en sus propios intentos y aspira a la agilidad corporal, pero luego se encuentra en el suelo, y hace el ridículo a los ojos de la mujer que corteja o a los ojos de la pobre desgraciada que pretendía rescatar. Y es en este momento que interviene la astucia, que para Dean no es más que el estado de gracia recibido. Chaplin se vengará y triunfará. De repente se pone a bailar, a patinar o a dar vueltas mejor que otros, y de golpe eclipsa a todos, triunfa, desvía el rumbo y consigue atraer a todos los que se ríen con sus meteduras de pata. 
Lo que era inadaptabilidad se convierte en  superadaptabilidad; el mundo entero, cosas y personas, están en contra suyo y luego se ponen a su servicio, ciegamente.


 Todo esto vale también para James Dean si tenemos en cuenta esta diferencia fundamental: en su mirada no se puede ver nunca el miedo. James Dean está en todo, la esencia de su interpretación es tal que la valentía  o la cobardía no tienen parte alguna, así como el heroísmo o el miedo. Se trata de otra cosa, de una recitación poética que autoriza cualquier libertad e incluso la envalentona. Interpretar de un modo justo o  falso, son expresiones que ya no tienen sentido con Dean, porque de él se espera una sorpresa a cada instante; él  puede reír allí donde otro actor lloraría y viceversa, porque ha matado la psicología el mismo día que ha entrado en escena.

François Truffaut






EN EL COMERCIAL DE PEPSI COLA (1950)



GLORY IN THE POWER (1953)





HOUND OF HEAVEN (1953)



EN EL EPISODIO DE TV THE DARK, DARK HOURS (1954)





EN EL EPISODIO DE TV I AM A FOOL (1954)




EN EL EPISODIO DE TV THE UNLIGHT ROAD (1955)